Av. de Accesso E 1070 Guaymallén, Mendoza
Lunes a Domingo Abierto 24 hs.

Blog

Tratamiento Quirúrgico para la Obesidad

La obesidad es la segunda causa de muerte prevenible después del tabaco, y aparece relacionada directamente con enfermedades que van desde la hipertensión arterial, diabetes, problemas cardiovasculares hasta ciertos tipos de cánceres. En la Argentina más de  un 30% de la población, en diferente grado la padece.

Ante esta realidad, existen diversos tratamientos que van desde las más estrictas dietas y ejercicios, hasta métodos quirúrgico. En el caso de estos últimos existe una tendencia de pensar que cualquier persona puede ser pasible de una intervención quirúrgica para solucionar este problema. El primer paso debe ser consultar con los profesionales especializados en el tema, que con un trabajo en equipo multidisciplinario indiquen el tratamiento adecuado para cada paciente. La opción quirúrgica lejos de ser una solución mágica es una alternativa que ha demostrado tener buenos resultado para el tratamiento de la obesidad y resolución de las enfermedades asociadas a la misma. Los procedimientos quirúrgicos han demostrado poseer los mejores resultados a largo plazo en el tratamiento de la obesidad. Los pacientes a los cuales se les indica el tratamiento quirúrgico son aquellos que tienen una obesidad mórbida. Definimos los grados de obesidad , tomando como referencia el índice de masa corporal. Este índice (IMC) es un número que resulta de dividir el peso sobre la altura al cuadrado. Se habla de obesidad cuando el IMC es mayor de 30. “El tratamiento quirúrgico está indicado en aquellos pacientes que tienen un exceso de peso de 50 kilos o un índice de masa corporal por encima de 40 o de 35, sumado a alguna comorbilidad, es decir enfermedades relacionadas con la obesidad como pueden ser: diabetes,  hipertensión arterial, problemas articulares, cardiológicos, respiratorios o apnea del sueño, entre otras”. La indicación de la cirugía comienza con una evaluación realizada por un equipo interdisciplinario integrado por médico cirujano (especializado en cirugía bariátrica) médicos clínico (que evalúa el estado clínico del paciente y sus enfermedades asociadas), endocrinologo, médico psiquiatra (que trabaja en su autoestima) licenciada en, y un profesor licenciado en educación física. Si el paciente lo requiere se pueden incluir otros especialistas. La evaluación previa dura entre 4 y 6 semanas, aproximadamente y los especialistas deciden conjuntamente si se opera en ese momento o requiere de un tratamiento médico previo y que tipo de cirugía es la indicada para cada paciente. Es necesario un compromiso, una concientización, aún después de la operación cuando el paciente es seguido con controles por cada profesional. Sin embargo, si la persona obesa no es consciente que los resultados dependen también de su responsabilidad en el cambio de vida, los resultados no son buenos.

Las alternativas quirúrgicas 

Existen tres grupos de cirugía para la obesidad: las restrictivas (en la cual el objetivo es disminuir la cantidad de ingesta de alimentos) las mal absortivas (donde el objetivo es producir una menor absorción de los mismos). También se agregan técnicas mixtas que combinan los dos tipos de cirugía.Todos los procedimientos son realizados por videolaparoscopía. Esto beneficia al paciente con una mejor y más rápida evolución disminución de complicaciones en relación a la herida operatoria y mejor recuperación respiratoria.Dentro de los grupos de las cirugías llamadas “restrictivas” la integran hoy en día la manga gástrica. Entre las técnicas mixtas la más utilizada, es la del by pass gástrico. Ambas suponen las siguientes características:

a) Manga Gástrica: En este procedimiento se realiza una división vertical del estómago logrando una menor capacidad del mismo y por lo tanto menor capacidad.

b) by pass gástrico: Con esta cirugía la mayor parte del estómago y parte del intestino son excluídos. En esta intervención el estómago es seccionado y se convierte en un pequeño pouch o saco. Luego una parte del intestino se une a esa pequeña porción de estómago que quedó luego de la sección. El resultado es que el paciente no puede comer grandes cantidades y a la vez absorbe menos calorías y nutrientes de los alimentos.

La importancia de profesionales e instituciones adecuadas 

Sólo cirujanos especializados en esta patología, que tengan entrenamiento y que estén certificados adecuadamente por alguna sociedad científica, pueden realizar este tipo de cirugías.  “Además es fundamental, teniendo en cuenta el tipo de paciente y la patología que se está tratando, que la Institución donde se lleve a cabo esta práctica sea un Centro de Alta Complejidad. Es decir que este tipo de cirugías no se pueden llevar a cabo en cualquier institución, tiene que ser un lugar que esté adaptado para las necesidades que se requieren como por ejemplo camillas especiales en el quirófano, instrumental de cirugía laparoscópica adecuado, (de mayor longitud que el habitual), respiradores, equipamiento de terapia intensiva adaptados para este grupo de pacientes. El éxito de la cirugía de la obesidad se basa en el porcentaje de pérdida del exceso de peso que se logra y la mantención del mismo. Para un paciente obeso mórbido los tratamientos quirúrgicos logran una pérdida de entre un 40 y 80% de exceso de peso, esto tomando como tiempo el 1 año posterior a la cirugía. Es importante recalcar el compromiso del seguimiento de cada paciente porque si abandona el mismo no se obtienen los resultados esperados.

Share this post

Deja un comentario